Secretos e ideas para una fiesta infantil perfecta

Antes era una celebración exclusivamente para niños, pero ahora las fiestas infantiles son acontecimientos que tanto ellos como los adultos esperan con ansiedad. La creatividad no tiene límites y la oferta de opciones es amplia y variada, motivos más que suficientes para celebrar a lo grande.

fiesta infantil

Es difícil remontarse a la época de la infancia y no pensar en nuestras fiestas de cumpleaños. En el día de nuestro santo, todos nuestros sueños de personajes mágicos, coloridos globos e ilusión se volvían realidad aunque sea por unas cuantas horas.

Hoy en día, los cumpleaños se han vuelto eventos magnos. Desde las invitaciones hasta las sorpresas, las fiestas infantiles deben estar cargadas de buen gusto e ingenio.

¿Dónde será?

El primer paso para organizar una fiesta infantil es definir el lugar donde se realizará. De acuerdo a las posibilidades y la cantidad de gente que se vaya a invitar, el cumpleaños puede celebrarse en el jardín de la casa del dueño del santo, en un club o en un salón de fiestas. Casas con jardín amplio se alquilan para fiestas infantiles por 300 o 400 dólares, y dependiendo del club, los precios están alrededor de los 200 soles. Algunos restaurantes de comida rápida también ofrecen sus instalaciones; sus productos vienen dentro de un paquete que incluye invitaciones, decoración, servicio de anfitrionas, música y juegos.

Por lo general, los restaurantes ofrecen combinaciones de comida y bebida a concesión; por lo tanto, si se invita a 40 niños y sólo llegan 20, usted sólo debe de pagar por las combinaciones consumidas. Los locales se alquilan por espacio de dos horas y es conveniente reservar con un mes de anticipación. El costo varía de acuerdo al tamaño del local y puede estar entre 50 y 150 soles. Estos salones por lo general ofrecen una gran variedad de juegos y un espacio amplio por donde los niños pueden corretear.

¿Mickey Mouse versus Barney?

Todo depende de gustos. Si el dueño del santo tiene un personaje predilecto, ése debe ser el tema central en la fiesta. Si se trata de proponer ideas, los expertos están de acuerdo en que todo depende de la edad. Para niños de 1 a 3 años están de moda el dinosaurio Barney, Winnie the Pooh, Bob el Constructor y los inmortales Minnie y Mickey Mouse.

Al cumplir 4 años, y hasta los 8, los roles de mujer y hombre ya están más definidos, por lo que las niñas prefieren un tema de moda, generalmente dependiendo de la última película o serie de televisión: La Sirenita, Aladino, Las Chicas Superpoderosas o la eterna muñeca Barbie, por ejemplo. En esta misma edad, los hombrecitos se inclinan más hacia los superhéroes como el Hombre Araña o el intelectual Harry Potter, además de los personajes de los dibujos animados como Pokémon o Digimon.

Por lo general ya no se estila celebrar una fiesta infantil después de los 8 años. No obstante, en algunos casos, las niñas querrán festejar su pronto ingreso a la pubertad con una fiesta celebrando a las rubias Christina Aguilera o Britney Spears, o a grupos de su devoción como N’Sync o Backstreet Boys.

Estas fiestas suelen tener como actividad principal cantar acompañadas por un karaoke, cuyo alquiler generalmente cuesta alrededor de 300 soles por 4 horas. Por su parte, los varones prefieren juntar a un grupo de amigos para ir a jugar bowling o al cine y completar la jornada comiendo hamburguesas en el local de moda. Alquilar una pista de bowling para seis personas en algún local cuesta aproximadamente 50 soles la hora más el costo del alquiler de zapatillas, que es entre 2 y 5 soles. Un menú de niños en estos lugares cuesta aproximadamente 10 soles.

Sea cual sea el motivo que su niño escoja, la decoración es sin duda el toque especial de cada fiesta. Hoy en día se usan desde paneles pintados a mano hasta figuras colgantes que crean ambientes dignos de Disney World. Los globos de colores dan a la fiesta un toque mágico, especialmente si se crean distintas figuras y se colocan en lugares estratégicos. En cuanto a centros de mesa, los diseñadores expertos pueden crear desde muñecos de tamaño real hasta monumentales cajas de regalo, grandiosos sombreros, mariposas y flores gigantes.

Te invito a mi fiesta

Una vez que se tiene el tema central de la fiesta, se debe enviar las invitaciones con unas cuantas semanas de anticipación. Las tarjetas han pasado de ser un simple aviso para convertirse en una verdadera introducción a lo que vendrá el día del cumpleaños. Según el personaje protagonista escogido, se pueden comprar tarjetas impresas en cualquier establecimiento por más o menos 5 dólares el paquete de 10 unidades; pero se logra algo especial al enviar tarjetas pintadas a mano y escritas por el mismo dueño de la fiesta, las que pueden crearse con cartulina canson y plumones.

Los estudios fotográficos pueden personalizar invitaciones combinando fotos del agasajado con escenas clásicas del tema central de la fiesta. Al ser exclusivas para el dueño del santo, éste puede añadir algún mensaje especial para sus amiguitos. El costo de una sesión de fotos de donde saldrán 60 tarjetas es de unos 30 dólares.

¡Que llueva, que llueva!

Ya sea época de frío o calor, más vale proteger a nuestros invitados contra el sol o la lluvia a que la fiesta termine antes de tiempo por falta de un toldo. Afortunadamente éstos son parte de la decoración de la fiesta. Un toldo simple o estilo veneciano, con los pliegues más pegados y cenefas a los costados, cuesta entre 100 y 200 soles. Un diseño más complicado, en forma de castillo con luces o que simule una carpa de circo con tribunas incluidas puede costar hasta 750 dólares.

Generalmente no se estila usar tabladillo en fiestas infantiles, ya que los niños tienden a correr y  revolcarse en el jardín sin ningún problema. Sin embargo, si lo desea, un tabladillo tamaño mediano (25m2) cuesta aproximadamente 180 soles. Mesas redondas para ocho personas también se pueden alquilar por 20 soles cada una y las sillas cuestan entre 10 y 15 soles, dependiendo de la calidad.

Las decoraciones con telas y paneles pintados cuestan entre 100 y 500 dólares, y muchas veces incluyen fuentes decorativas, adornos para las mesas, globos y colgantes.

Bocaditos new age

Las nuevas tendencias naturistas han llegado también al buffet de un cumpleaños infantil. Atrás han quedado los platos rebosando de chizitos o papitas fritas. Lo que se estila ahora es un menú que sea rico, nutritivo y que atraiga a chicos y grandes.

Están de última moda los carritos snack cargando hamburguesas, hot dogs o filetes de pollo a la plancha. Por lo general, estos carritos cobran alrededor de dos soles por una hamburguesa o filete de pollo de tamaño pequeño, y tres soles por uno tamaño regular. Asimismo, estos carritos ofrecen alternativas que pueden complementar una mesa buffet, como por ejemplo algodón dulce, canchita o manzanas acarameladas por aproximadamente 40 dólares el ciento.

Si se prefiere bocaditos al estilo de las mesas de cumpleaños tradicionales, hay que recordar que se trata de crear platos para todos o casi todos los gustos. Un ciento de sándwiches fríos cuesta entre 40 y 100 soles, dependiendo de los ingredientes. La misma cantidad de bocaditos dulces cuesta alrededor de 70 soles. Vasitos en miniatura con gelatinas de colores y mazamorras nunca pasarán de moda; al igual que bolsitas cerradas con chocolates tipo lenteja, caramelos dentro de una envoltura y chupetes.

Para tomar, las bebidas gaseosas embotelladas ofrecen una alternativa fácil que gusta a niños y adultos en general. Siempre es bueno tener a mano agua embotellada con y sin gas, refrescos bajos en calorías y jugos de fruta o chicha morada.

Happy birthday to you!

La torta es siempre el foco central de una mesa de cumpleaños. Debe seguir el estilo de la decoración y los colores de los arreglos, e ir de acuerdo a los gustos de los niños. Nada de cake inglés saturado de frutas secas y nueces; para los pequeños, mientras más simple, mejor.

Profesionales en el arte recomiendan un esponjoso queque de vainilla o naranja relleno con manjarblanco, o una suave torta de chocolate rellena con varias capas de fudge. Una torta para 50 personas cubierta de masa elástica y con decorado de azúcar en alto relieve cuesta alrededor de 120 soles. Una más simple para la misma cantidad de invitados, pero con decorado de merengue, puede bajar hasta 70 soles.

El uso de las bolsitas de plástico con la tortita “para llevar a casa” se ha vuelto obsoleto. Ahora se estila repartir torta en cajitas de espuma al mejor estilo de un restaurante de fast food americano. Estos envases se pueden comprar por 6 soles la docena (más el costo de la torta). En fiestas grandes, donde haya más de 100 invitados, se puede preparar dos tortas, una que quedará sobre la mesa de la comida para ser partida después del sonoro “Happy birthday”, y otra que puede ser previamente cortada y puesta en las cajitas de cartón donde esperará lista para ser repartida a los invitados.

A la hora de jugar!

Probablemente la parte que más esperan los invitados de una fiesta es el show. A pesar de que aún perduran los clásicos como los payasos o los magos, la tecnología moderna es capaz de transformar el jardín de una casa en una verdadera réplica de algún teatro neoyorquino.

Dependiendo de la edad del dueño del santo y la de los invitados se puede usar diferentes distracciones. Los más pequeñitos generalmente se quedarán encantados con un show de marionetas de colores o un espectáculo de baile y canciones con muñecos. A los más grandecitos, de 4 y 5 años, se les puede entretener con un cuento o una historia actuada en la cual puedan participar. De 6 para arriba, las competencias donde prueben su destreza los harán pasar un momento placentero y divertido. En general, y dependiendo de lo que se pida para una función de dos horas, los shows cobran entre 350 y 600 dólares.

Si su hijo no goza con los shows infantiles, se puede optar por uno o dos juegos inflables donde los invitados pueden saltar y jugar a su regalado gusto. Estos juegos ofrecen una solución sencilla cuando se trata de entretener a grupos grandes, por precios desde los 80 dólares.

Otra opción que funciona es contratar anfitrionas que hagan dibujos en las caras de los niños, tatuajes de henna, compongan figuras con globos y hasta confeccionen trencitas jamaiquinas. Generalmente, estas anfitrionas vienen en pares y cobran entre 70 y 90 dólares por dos horas. Los niños se divertirán experimentando con diferentes personajes hasta la hora de la torta.

¡Digan whisky!

Si bien es probable que el momento en el que apagamos nuestra primera vela no quedará en nuestra memoria, debe por lo menos quedar impreso en alguna foto que nos acompañará toda la vida.

Ya que los niños crecen con una rapidez increíble, se acostumbra fotografiarlos en un estudio unos días antes del cumpleaños. Existen diferentes opciones, pero la más popular es una foto del “cumpleañero” junto al número que represente su edad. Una sesión de aproximadamente una hora con 15 minutos, por la cual recibirá 10 fotos tamaño jumbo, cuesta alrededor de 45 dólares.

Si prefiere saltearse la sesión de estudio, se puede contratar fotógrafos para que capten momentos característicos de la fiesta de cumpleaños. Tenga en cuenta, al escoger el fotógrafo, que debe ser una persona ágil y dinámica, capaz de seguir el ritmo de los niños desde su llegada hasta la hora de la piñata. Un fotógrafo contratado en un estudio que llegue a la fiesta antes de su inicio y se quede hasta el final, cobrará entre 2 y 3 dólares por foto.

También se puede reemplazar las fotos por un video, que por lo general dura alrededor de una hora y media a dos horas y cuesta unos 70 dólares. Hoy en día, para fiestas de un año, los avances de la tecnología permiten incorporar en el video, sin costo adicional, fotos que muestren desde momentos de la espera del bebé, parte de sus primeros meses, hasta cuando apaga su primera velita.

Antes de irse

No existe un buen cumpleaños sin una sorpresa para que los invitados lleven a casa. Desde cajitas rellenas de dulces y chocolates hasta polos o stickers, la idea es que la sorpresa sea un recuerdo que perdure.

Para niños pequeños, una buena sorpresita son discos compactos de música siguiendo el motivo de la fiesta. La carátula del disco puede ser un collage de Winnie the Pooh y fotos del dueño del santo. Sesenta de éstas carátulas cuestan, en promedio, 100 soles. El contenido del CD puede ser de canciones infantiles, lo cual cuesta entre 8 y 10 soles con el disco incluido. También se puede regalar polos o gorritos luciendo al personaje principal del cumpleaños. Una docena de ambos, polo y gorra, cuesta alrededor de 250 soles.

Para niños mayores se puede armar bolsitas con stickers, libros de pintar, tijeras plásticas y lápices de colores. También se usa armar “bolsitas de viaje” juntando un cepillo de dientes con motivos infantiles, pasta dental en miniatura, jaboncitos de colores y una toalla de cara. Un kit de éstos tiene un valor aproximado de 15 soles. Para niños que ya van al colegio, se puede regalar mochilas pequeñas rellenas de útiles escolares con motivos divertidos.

Finalmente, lo clásico nunca falla: dulces. Ningún niño se irá de una fiesta con la cara larga si lleva consigo una bolsita sorpresa repleta de chocolates, caramelos.

Sugerencias

Una buena fiesta infantil requiere de la participación de la familia, pues de ella suelen surgir ideas interesantes y atractivas. Las siguientes opciones, presentadas en diferentes cumpleaños realizados en Lima, pueden servir de inspiración para quienes están planeando la próxima matiné de sus hijos:

– En la fiesta de un niño donde habían más invitados adultos que pequeños se puso dos quioscos, uno de tamaño natural y otro más pequeño. El grande tenía un letrero que decía “Bar-man” y servía licores a las personas mayores. El pequeño decía “Bar-kid” y servía refrescos a los chicos.

– En otro cumpleaños, cuyo tema principal eran los 101 dálmatas, la mamá del dueño del santo se disfrazó de Cruela Devil y el papá de perro dálmata, con collar y todo. Las paredes del local donde se celebró se adornaron con manchas negras.

– Para una matiné cuyo tema central fue Bob el Constructor, se mandaron hacer sándwiches en forma de martillo y chocolates y dulces en forma de tuercas, tornillos y clavos.

– Para un cumpleaños al estilo cowboy se alquiló caballos para que paseen a los invitados, y animales de establo como conejos, chivos y patos para que los niños los alimenten y acaricien.

– En otra fiesta se optó por colgar del techo del local unas manos con guantes blancos, como las de Mickey Mouse, recordando el tema principal, “The Magic Kingdom”. La mesa de los bocaditos estaba llena de chupetes con la cara de Mickey y las trufas y los manás tuvieron la forma del ratón más popular del mundo.

– En un cumpleaños que tuvo como tema “Under the Sea”, se entregó como sorpresa peceras individuales con un pescadito dorado en cada una.

– Mientras se cantaba el “Happy birthday” en una fiesta, cayeron del techo globos de colores con serpentinas y pica-pica que habían estado sostenidos por una red.

– Para un santo donde el tema principal era el canario Piolín, éste estaba parado en la puerta repartiendo las sorpresas.

– En otra fiesta, la sorpresa era un colgador que sostenía un polo con la foto del dueño del santo. Todos los ganchos lucieron colgados de un globo de gas.

– Para finalizar un show con los personajes de Disney, que desfilaron en banda, el dueño del santo sorprendió a todos sus invitados saliendo desde dentro del tambor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *