Aprendizaje mediante el juego en los niños

El tiempo del juego puede convertirse en el momento ideal para que, entre risas y gozo, su hijo desarrolle características esenciales para un crecimiento físico y mental saludable.

Cualquier actividad se puede transformar en juego y cualquier juego puede ser utilizado como instrumento de instrucción”, explica la psicóloga Margarita Vidal Lucera.

Con esta premisa es claro ver que dentro de las actividades diarias el momento del juego es un tiempo necesario que puede convertirse en un espacio para el desarrollo de los pequeños. Éste resulta efectivo porque no sólo las actividades son del agrado de los niños, sino también porque se les puede ayudar a desarrollar aspectos biológicos y psicológicos, así como guiarlos a aprender lo que necesitamos que aprendan.

el juegp

“El juego favorece porque la exigencia es menor que cuando estás trabajando”, explica la doctora, quien ha hecho investigaciones sobre la importancia del juego para el desarrollo infantil.

Aprender jugando resulta mejor para niños entre cero y seis años, siendo más importante aun reforzar el juego entre el primer mes y los cuatro años. Lo único que diferencia, por las edades, son las actividades a escoger, el tiempo que se puede dedicar al juego y el momento para hacerlo.

¡Vamos a jugar!

Al jugar, los niños desarrollan los recursos motores, psicológicos y físicos con los que nacemos todos los seres humanos. A medida que vamos creciendo, nuestra “memoria” de recursos va en aumento, desde las capacidades físicas como caminar, saltar o correr, hasta las psicológicas como comportarse en grupo o crear lazos con otras personas. Mientras jugamos, vamos incrementando estas capacidades.

Para los más pequeños, juegos como repetir sonidos, movimientos o simplemente exponerlos a diferentes texturas o formas, los ayudará a desarrollar su capacidad motriz, vocal o sensorial. Cargarlos, hacerlos saltar o tocarlos desarrollará su salud psicológica y les permitirá establecer lazos con sus cuidadores.

“Las mejores actividades son aquellas que producen risa”, manifiesta la doctora Vidal. “Eso genera satisfacción y por lo tanto, acerca al niño a la persona con la que está. Si le gusta al bebé y se ríe, eso hace que se incline hacia la persona que le hace sentir satisfacción”.

Para los niños más grandes, actividades como correr, saltar o jugar a “atraparse” los desarrollará también biológicamente, a nivel de la conexión motriz y la comunicación neurológica.

Por otro lado, la capacidad psicológica se puede impulsar a través del juego simbólico. La doctora Vidal define esto como “transformar aquello que se tiene en lo que queremos, aunque no exista”. Actividades como simular que se toma sopa de un plato o crear escenarios ficticios fomentan la imaginación y permiten que el niño conciba un mundo propio que, a su vez, lo llevará a entender el mundo que lo rodea.

Buscando el momento apropiado

Si bien cualquier cosa se puede transformar en juego, hay momentos que no deberían ser relacionados con lo lúdico. Es importante respetar siempre los horarios dentro de los cuales se está jugando y encajarlos dentro del marco de las obligaciones y
las responsabilidades, como hacer tareas, estudiar, comer o dormir. Es importante también que el juego sea un ciclo que se abre y se cierra, y que esté conjugado con la responsabilidad: “voy a jugar, saco los juguetes, termino de jugar y los guardo”.

El momento del día en el que se juega es también importante, pero debe estar ligado a las inclinaciones del niño. Generalmente, cuando son muy pequeños, el padre o la madre debe adaptarse ellos para encontrar el momento adecuado, cuando no esté dormido, malhumorado o con hambre. A medida que van creciendo, los niños deben adaptarse también a nuestro momento.

En cuanto a las actividades a escoger, lo mejor es que sean variadas y que estemos atentos al disfrute de nuestros hijos durante la tarea. “El plan es el juego, no la instrucción”, manifiesta la doctora. “Lo que estamos haciendo es divertirnos; mientras nos produzca satisfacción, todo va bien”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *