Adolescentes : Quiero recibir Año Nuevo con mis amigos

Conforme se acercan a la adolescencia, los niños pedirán mayores libertades en sus acciones. Pero, especialmente en la época de Navidad y Año Nuevo, debemos de estar preparados para saber cómo responder a los gritos de independencia de nuestros hijos.

ano_-nuevo

Los peligros a los que estamos acostumbrados, y las continuas advertencias que recibimos, nos sumen en un miedo de sólo pensar que los chicos quieran estar lejos de casa en la víspera de Año Nuevo.

¿Cómo cuidar a nuestros hijos de no estar expuestos a mayores peligros sin truncar su libertad? La respuesta es menos complicada de lo que parece.

¿Cómo, cuándo y dónde?

Por lo general, entre los 7 y los 10 años, los niños empiezan a reunirse más a menudo buscando establecer vínculos sociales con sus pares.

En esta etapa, la aceptación de sus amigos es muy importante, por lo que querrán estar constantemente involucrados en reuniones en las que ellos estén presentes. Por nuestra parte, es imperativo que aprendamos a escuchar a nuestros hijos e intentemos comprenderlos.

Si su hijo le pide permiso para asistir a una fiesta de Año Nuevo y quedarse hasta pasada la medianoche, converse con él antes de cerrarse en una respuesta, sea positiva o negativa. “Haga preguntas”, explica la psicóloga Lisbeth Gutiérrez. “Pregúntele a dónde van a ir, con quiénes va a estar, y por qué es importante para él ir a esa reunión”.

Si resulta que su hijo quiere pasar el Año Nuevo en una reunión donde estarán todos sus amigos, llame al dueño de casa e indague cuántos adultos de confianza estarán presentes en la fiesta y si su hijo estará seguro.

Pregunte si es que habrá alcohol o cigarros cerca, inquiera sobre quiénes están invitados. Basado en las respuestas y siempre de acuerdo a sus creencias, decida si es conveniente o no otorgar el permiso.

“La respuesta correcta no la puedo dar yo o algún otro psicólogo”, explica la especialista. “Sólo el padre puede decidir lo que es mejor para sus hijos, y no hay una respuesta única”.

Sí o no

Independientemente de la respuesta que elija, debe de discutir con sus hijos las razones por las cuales tomó tal decisión. Si resolvió que no le dará permiso para estar fuera en Año Nuevo, explíquele por qué.

Cuando haya terminado, pídale que se lo repita para asegurarse de que entendió. “En esta edad los niños suelen crear resentimientos”, dice la sicóloga. “Para evitarlo es mejor aclarar las razones, pero esto no quiere decir que se disculpe, sino que explique el porqué”.

Si decidió que sí debe de ir a la reunión, recuérdele que puede hacerlo esta vez por ser Año Nuevo, una ocasión especial, y que no será así siempre a partir de ahora. La especialista puntualiza que a veces los niños pueden confundirse y tomar por regla algo que, a esta edad, sólo debe de ser una excepción.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *